EL ROL PROTAGÓNICO DE LA MUJER EN TIEMPO DE REVOLUCIÓN

 
Autor: La Mujer en los últimos tiempos por Yoreima Tria Oropeza.
 

     Si existe un tema que ha sido profusamente abordado y analizado en el ámbito del desarrollo en todos los países del mundo, éste ha sido sin duda el del género y concretamente el rol que desempeñan las mujeres en la mejora de las condiciones socio-económicas y políticas de las sociedades.

    Es cierto que, la realidad de la mujer es diferente dependiendo del lugar geográfico en el que se encuentre ubicada. La gran variedad de países que conforman el planeta provoca que nos hallemos con múltiples modelos aplicables a la situación en la que se encuentra una determinada mujer. Cada país regula el tema de género de forma diferente, de tal forma que las mujeres se ven integradas o apartadas de la sociedad en mayor o menor medida y dependiendo de la estructura socio-cultural de cada sociedad.

     Cabe destacar que, el rol que viene asumiendo la mujer se ha circunscrito, desde el inicio de la construcción de la sociedad, al ámbito estrictamente familiar, sin embargo progresivamente y producto de la liberación femenina que surge desde el inició de la historia que continua hasta nuestros días, producto de muchas voces y un clamor se fue haciendo cada vez más fuerte. Y sobre todo en los países desarrollados, todo esto como surgimiento de cambios políticos, económicos y sociales que se suscitaron; surgió según los historiadores la "Segunda Revolución Industrial" iniciada en la década de 1870, provocando una clara aceleración del movimiento feminista en el último tercio del siglo XIX.

   Desde entonces la mujer viene asumiendo otros roles en el ámbito público, económico y social producto de tantas luchas, que colocan a las féminas  a hacer reconocidas por su talento para sumir grandes roles dentro de los diferentes espacio gubernamental, organizacional, empresarial, logrando así  avanzar en las conquistas que el otro género, los hombres iban adquiriendo de acuerdo con la propia evolución del mundo.

    De manera tal, que las mujeres de los países desarrollados se han ido incorporando al desarrollo de sus países como consecuencia de una búsqueda y un anhelo constante para obtener la igualdad con el hombre, pero manteniendo el respeto a la diversidad. La mujer ha sido consciente de que su incorporación a la sociedad no se puede realizar mediante una política de desplazamiento que hubiera tenido como consecuencia un rechazo frontal a sus posiciones de surgir en un mundo globalizado.

     Es importante mencionar, que a lo largo d la historia y, en la gran mayoría de las culturas, las mujeres han sido sometidas por estructuras patriarcales que le han negados los derechos humanos fundamentales. Las leyes y los sistemas tradicionales, antecedentes de los modernos, que mantenían a la mujer en estado de sumisión y dependencias. Todavía conseguimos sociedades que vulneran derechos fundamentales de la mujer.

     En Venezuela el rol de la mujer y el ejercicio pleno de sus derechos humanos ha evolucionado positivamente y en la actualidad compite con el hombre en el desempeño de la mayor parte de las actividades de la vida cotidiana; siempre sin olvidar su responsabilidad natural de madre, mujer y elemento principal de la familia. Por lo tanto, se puede evidenciar  actuando en el campo de las ciencias, de la economía, de la educación, de la cultura, de la política, entre otros su participación directa.

En este siglo XXI, la mujer venezolana ha recorrido camino parecido al del hombre, posesionándose espacios gerenciales importantes e indispensable, tal es el caso de algunas féminas, y permítame respetuosamente mencionar en este el enunciado el preámbulo de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su Capítulo V De los Derechos Sociales y de las Familias  x Artículo 88. El Estado garantizará la igualdad y equidad de hombres y mujeres en el ejercicio del derecho al trabajo.

Todo esto viene a fortalecer el papel protagónico que representa la mujer en desempeño grandes roles en el nivel gerencial en distintos sectores empresariales tanto público como privado, la mujer "siempre ha tenido una participación activa en la construcción de la sociedad más justa y en el cuido de la familia, pero efectivamente en la administración sin duda alguna esta damas que representan la delicadeza, el amor, dulzura, carácter, temple y el sentimiento humanista, están siendo reconocida la labor invaluable en los espacio de dirección que les ha tocado asumir, económico, social y político".

     Efecto como no dejar de señalar el rol que juega la mujer en la estructura de gerencial en Yaracuy, seria impropio dejar de aludir el carácter que posee el género femenino en este ambiente laboral, y vaya para ellas reconocimiento a todas estas damas que día, a día llevar la gerencia en cada organización, empresarial públicas y privadas en donde se encuentra, siempre con ese espíritu de guerreras emprendedoras que lleva consigo su inteligencia a la altura de las necesidades y las ideas que requiere la organización con disciplina, constancia, responsabilidad, siendo siempre una estratega en cada el rol protagónico de la mujer que asume. Con una visión transformadora para lograr la gerencia de calidad productiva.

      Entonces se podría preguntar ¿está la mujer venezolana asumiendo un papel crucial en la gerencia? Quizás esto sirva de reflexión a la hora de considerar la captación de talento humano, puesto que la mujer en los últimos años ha convertido su desempeñando en el padrón  de las organizaciones, quizás no haya sido tomado en cuenta como un punto neurálgico para el fortalecimiento del mundo empresarial, sin embargo "ellas o quise decir nosotras" con su delicada atracción feminista han revelado su talento no solo por ser hermosas, inteligentes, con seis sentidos, productivas, luchadoras amantes de la paz, el amor pero mas allá de eso por su participación protagónica en la estructura  económica venezolana.

    De modo que, ella representa en este mundo moderno una nueva alternativa para los negocios, prestando más atención a su capacidad para manejar situaciones difíciles, y poder resolver cualquier situación que se le presente, tanto es así que la su empeño de superación se ha profundizado en los últimos años su nivel de formación, creciendo favorablemente en su función productiva al desempeña cargo o responsabilidades institucionales; es claro que en este mundo de la administración y negocios, ella está preparada profesionalmente para asumir los retos que este universo moderno y globalizado representa.

    Para finalizar es relevante mencionar  que en un mundo globalizado que vivimos  y altamente competitivo como el de nuestros días, se requiere de mujeres capaces que tome en cuenta en primer lugar el contexto y el entorno que la rodean; porque actualmente, la realidad es impredecible y compleja; demanda de mujeres que se posicionen de la historia, la realidad flexible amerita de gerente pluralista, la realidad sometida al cambio permanente y profundo reclama una  innovadora gerencia de competitividad y calidad.

    Por lo tanto, convencida de la realidad que vivimos actualmente en nuestro país es conveniente la utilización en los puestos de trabajos de alta jerarquía sea conducidas por féminas  que permita  mejorar la  eficiencia e imagen a parte de la evolución del desarrollo axiológico social del colectivo, todo esto con el firme propósito que ayude a disminuir la carencia existente y fortalecer la convivencia  en nuestro país a través de los valores sociales, económicos y gerenciales  permitiendo así mejor desempeño institucional y gubernamental  

      Es recomendable tomar los aspectos más resaltantes del tema considerando que pueden servir de aporte a investigaciones posteriores sobre el tema, partiendo de la importancia que tiene la gerencia de calidad productiva, en cuanto a su fortalecimiento, asimismo profundizar sobre el rol de la mujer en la estructura de gobierno.

   A manera de resumen final, el reto de convertir a Venezuela en un país productivo y con una gerencia de calidad; se debe comenzar por una equidad interna; es decir, sin perdedores ni excluidos donde se exigen  respuestas de orden político, económico y social, pero también respuestas de conducción  gerencial. Por lo tanto  hoy más que nunca  estamos en presencia de una  nueva era o evolución gerencial, en presencia de la mujer, o quizás el campo empresarial considera que la mujer es una pieza fundamental en el manejo y organización gerencial, entonces es momento de fortalecer los espacios económico con la presencia de la mujer como pilar fundamental para el fortalecimiento de las organizaciones, logrando así consolidar la gerencia de calidad.

       Con respecto a lo anteriormente mencionado, la mujer debe seguir preparándose profesionalmente para ocupar espacios laborales que favorezcan la economía y buen funcionamiento de las estructuras gubernamentales y a su vez del país, para lograruna Gerencia de calidad productiva en la estructura de Gubernamental Venezolana.